Blanes

Blanes está bendecida con 4 kilómetros de playas anchas de arena dorada y agua de mar de calidad de "bandera azul". Los visitantes de Cataluña, España y el extranjero aprecian que Blanes es mucho menos turística que sus vecinos del norte, Lloret de Mar y Tossa de Mar.

De hecho, Blanes es uno de los destinos favoritos de los catalanes. Es de fácil acceso tanto desde Barcelona como desde Girona.

Igual de importante: la ciudad tiene un ambiente relajado sin los excesos de, digamos, Lloret de Mar, la favorita de los adolescentes. Es una ciudad turística para toda la familia, con suficiente para ofrecer también a solteros y adultos jóvenes.
      Es